Tattoo

Un poco de historia

 

La palabra tatuaje proviene de la palabra inglesa «tattoo», que a su vez proviene del término samoano «tátau», que significa marcar o golpear dos veces (refiriéndose este último al método tradicional de aplicar los diseños o plantillas). Los marineros que viajaban por el Pacífico encontraron a los samoanos, y quienes quedaron fascinados por sus tatuajes, equivocadamente tradujeron la palabra «tatau» como tatuaje. En japonés la palabra usada para los diseños tradicionales o aquellos diseños que son aplicados usando métodos tradicionales es «irezumi» (inserción de tinta), mientras que «tattoo» se usa para diseños de origen no japonés.
Como curiosidad apuntar que los tatuajes fueron una práctica eurasiática en tiempos neolíticos, con propósitos no solo decorativos sino también espirituales, mágicos, rituales así como a manera de castigo, amuletos, talismanes, símbolos de estatus y de pertenencia a un grupo.
 

A tener en cuenta

 

Lo más importante a la hora de  hacerte un tatuaje es estar decidido, constatar la profesionalidad del tatuador, y asegurarse de que cumpla con todas las medidas de higiene y seguridad.
Además es importante que revises sus trabajos anteriores para ver si se ajusta a tu gusto.
 

¿Qué tipo de tinta se emplea?

 

La tinta lógicamente es la materia prima del tatuaje y su calidad determinará no solamente que el tatuaje quede bien, sino que también nos evitará problemas a futuro. Distintas tintas harán a un mismo tatuaje verse completamente distinto, ya sea opaco, brillante, nítido o borroso, pero también afectarán a nuestro cuerpo de distintas formas.

La tinta que se utiliza principalmente para tatuar es vegetal y está hecha a base del carbono que es biocompatible con el organismo humano. También se usan tintes acrílicos pero tienen el problema de que éstos son muy aguados. Esto puede provocar que los colores se degraden muy rápido, o incluso presentar problemas  de reacciones alérgicas.

 

¿Cuales son los estilos de tatuaje más empleados hoy en día?

 

Existen muchos estilos y escuelas de tatuajes. Según han ido pasando los años se han ido instaurando modas sobre los lugares, las formas y sobre todo, han ido variando las técnicas y los pigmentos. Hace años era impensable el color en un tattoo y hoy en día es algo que hace cualquier tatuador profesional.
A continuación explicaremos algunos de los estilos más empleados hoy en día:
 

New School

Son como los graffitis: colores muy fuertes, contornos desdibujados al estilo pintada de pared. Los especialistas eligen colores muy contrastados para que este tipo de tatoo llame poderosamente la atención.

Old School

Estilo de tatuaje tradicional norteamericano, gestado en los años 40 y 50, los que no llevan más color que el negro, el rojo, el verde, el amarillo y están dibujados con líneas muy sencillas y tonos planos, sin sombras que den efecto relieve. El tatuaje old school contiene una iconografíaconvencional conimágenes como “pin-ups”, autos, corazones, dados, golondrinas…

Fine Line

Detallista y fino. La línea está muy depurada y está indicado para tatuajes femeninos o muy pequeños. Este tipo de línea ayuda a que el tatuaje sea más realista.

Aguado en negro y gris

Es el método que se emplea para tatuar retratos en la piel. Se emplea tinta negra en varios tonos para difuminar, hacer sombras...

Japonés

Suman al dibujo sencillo en tonalidades negras con algunos colores intensos. Suelen ser peces nadando, dragones orientales, budas, samuráis y geishas.... fundamentalmente motivos orientales.

Tribal

Este es un estilo que remite al utilizado por los indígenas de la Polinesia y del continente americano aunque no de una manera muy fiel. Los diseños que componen este estilo suelen ser líneas ribeteadas que en sus totalidad son simétricas; es decir, el tatuaje tiene un efecto de espejo porque cada uno de sus lados es idéntico al otro. Este estilo le exige al artista una habilidad particular para lograr este efecto y que ambos lados del tattoo queden iguales. Los tatuajes de este estilo suelen utilizarse en lugares del cuerpo que sean, a su vez, simétricos, como ser la columna vertebral. Sin embargo, es muy común su uso rodeando las extremidades. Aunque es un estilo que requiere mucha habilidad y es muy delicado, dentro de él convive la forma aparentemente más “torpe” de tatuar: el pintado de la piel. Como la inmensa mayoría de los tatuajes tribales, este diseño también utiliza un negro muy fuerte y consiste en cubrir toda una parte del cuerpo de este color de manera absoluta.Trenzados celtasSuelen realizarse en color negro, pero admite por igual colores intensos. Este dibujo exige gran habilidad y precisión, y el nivel de complicación es variable, los hay desde muy sencillos  hasta muy elaborados.

Custom

Tatuaje personalizado a la medida y deseos del cliente, en contraposición a los diseños estándar o "flash" con los que suelen trabajar los tatuadores. Normalmente, es el cliente el que aporta el motivo que desea tatuarse: pregunta a tu tatuador si hace este tipo de trabajos, y este lo prepara.
 

¿Un tatuaje es para siempre?

 

Un tatuaje es para siempre, o al menos eso es lo que dice la tradición. Sin embargo, las modernas técnicas médicas le han declarado la guerra sin titubeos. Un moderno láser quirúrgico borra tatuajes antiguos, comprometidos o de los que nos queremos deshacer por la razón que sea. El láser, en efecto, borra el tatuaje, pero puede dejar marcas, en forma de piel decolorada o cicatrices. Siempre hay que estar muy seguro de si te quieres tatuar, lo que y por quien, pues pasar por el laser es un proceso largo, caro y doloroso. Es importante ser consciente de que quitarse un tatuaje generalmente es más doloroso que tatuarse.
Hay ciertos colores que le plantean un serio reto al laser.

"El elegir un tatuaje es una decisión difícil, así que piénsalo bien antes de meterle tinta al cuerpo"